Tras muchas especulaciones sobre la presencia de Diego Maradona en el casamiento de Dalma, el jeque dueño del Al Fujairah, equipo de la Segunda División de Emiratos Árabes Unidos del cual Diego es DT, no lo autorizó a viajar a la Argentina.

El Al Fujairah pelea por un lugar en la Primera División, y tras la victoria del Ittihad Kalba, los dirigidos por el Diez quedaron momentáneamente fuera de la zona de ascenso directo. Ante ese resultado, el jeque le bajó el pulgar a Maradona y le recordó sus obligaciones contractuales, dado que el partido que jugará su equipo el sábado ante el último de la tabla, es unas horas antes de la boda de su hija.

“Las muertes, los nacimientos, no pueden preverse. Pero una boda sí… Hubieran armado la boda fuera del campeonato”, fue una de las concluyentes frases que le dijeron a Matías Morla, abogado de Diego, cuando habló con el consejo directivo del Fujairah, pidiendo formalmente permiso para ausentarse del partido.

Dalma, por su parte, recurrió a Twitter para dejar en claro que nada le borrará la sonrisa en una fecha tan especial. “NADA, NADA va a opacar uno de los días más felices de mi vida. Gracias a ustedes por los mensajes de AMOR. Estoy feliz porque tengo a la mejor persona del mundo al lado mío. Mañana es NUESTRO DÍA y vamos a disfrutarlo a full”, escribió la joven actriz, en la antesala de su boda.

 

 

Comentarios

Dejá tu comentario