El programa de Guido Kaczka, “La Tribuna de Guido”, tuvo momentos de suma tensión protagonizados por Mica Viciconte y Rocío Marengo, con Fabián Cubero de por medio.

¿Qué pasó? La pareja fue invitada al programa y Viciconte no pasó un buen momento. Gran parte de ello se lo debe a Marengo quien se “acercó de más” a Cubero y cuestionó varias preguntas sobre la relación.

En un momento del programa, Guido habló sobre el físico de Nicolás Ochiatto, otro de los invitados, quien mostró parte de sus tríceps. Ante la insistencia de Rocío, Cubero también accedió al pedido. Se sacó su camisa y mostró su cuerpo trabajado y los tatuajes que tiene en el brazo derecho.

Sin embargo, la manito de Marengo no paraban de tocar al futbolista. A tal punto que, Viciconte -quien ya mostraba cara de pocos amigos ante la situación- tuvo que emitir un sonido para que la modelo retire su mano y Cubero haga un movimiento volteándose hacia su novia. Todo quedó ahí y Kaczka continuó con la conducción como si nada.

Minutos después otro momento incómodo. Guido le preguntó a la pareja si cada uno conocía a los padres del otro. Todo parecía normal hasta que Marengo opinó y dijo que ambos “se mostraron muy rápido”.

Mica no se quedó callada y arremetió con todo. “Nosotros nos cuidamos a los dos. Disculpame, Rocío. Con todo el amor del mundo, puertas adentro … Cuatro meses mirándonos en un departamento de 4 x 4 metros, no está bueno. Queríamos salir en algún momento, llegaba un punto que me cansé. Ya está”, tiró.

Para calmar los ánimos ante evidente enojo, Rocío respondió con un “se enamoraron”, de forma sonriente para tratar de calmar las aguas. Nuevamente el conductor intervino para terminar con el tenso momento.

Comentarios

Dejá tu comentario