Tras la polémica liberación de Cristóbal López, que estaba detenido en el penal de Ezeiza, un viaje del empresario a Misiones despertó suspicacias, y comenzó a hablarse de una supuesta reconciliación con Ingrid Grudke, de quien se había separado tras su detención.

López viajó el sábado a Posadas y, según varias fuentes, habría ido a Oberá, la ciudad natal de la modelo. Grudke salió a responder a los rumores.

“No tengo nada que ver con la novela que están armando. No tengo propiedades en Oberá, y no estoy más con él. No tengo nada más que decir al respecto”, expresó la modelo, vía mensaje de WhatsApp, en Nosotros a la Mañana.

Comentarios

Dejá tu comentario