El delegado de la UTA, Javier Sosa, confirmó que hace instantes se resolvió el conflicto salarial con las empresas y el gremio determinó levantar el paro que se inició ayer pasadas las 18.

De esta forma, las unidades ya están saliendo de cabecera para brindar el servicio con normalidad.

La UTA exigía el cumplimiento de esa resolución de ambas carteras de Estado y del acuerdo alcanzado con la Fatap, y advirtió que de no producirse por parte de las empresas desde el primer minuto del viernes comenzará una retención de tareas nacional.

A diferencia de las ocasiones anteriores, en esta oportunidad el Ministerio de Trabajo, a cargo de Raquel “Kelly” Olmos, no pudo dictar la conciliación obligatoria para intimar a los colectiveros a prestar el servicio mientras siguen las negociaciones paritarias.

El paro afectó el transporte de gran parte del país.