Esta vez fue el turno de Helados Chinos, en 4 y 83, donde destrozaron la vidriera, aunque, la policía logró detener al responsable.

Según se informó, la Departamental decidido intensificar los operativos en el sector de los locales y boliches bailables a fin de prevenir ilícitos en todas sus formas y modalidades.

En ese marco, los efectivos del Comando de Patrullas, observaron en calle 4 y 83 a un sujeto que estaba dañando la vidriera de la heladería, arrojándole restos de baldosas que estaban en la vía pública y fragmentando el cristal del frente.

Fue identificado como C.F.D, de 23 años de edad, con amplios antecedentes penales. Fue trasladado a la comisaría Tercera, mientras se dio inicio a una investigación por episodios de daños producidos semana atrás, donde logra establecerse, por modus operandi y registros fílmicos privados, que se trataba de la misma persona que había cometido los daños.

Comentarios

Dejá tu comentario