La primera audiencia del juicio por jurados por el homicidio de la oficial de policía Belén Corvalán, prevista para hoy debió postergarse. Según se supo, la decisión de la jueza Mariana Giménez obedeció a la ausencia de algunos miembros del jurado, suplentes, que habían sido convocados.

Se informó que el juicio comenzará mañana, y será durante dos jornadas en las que el jurado deberá determinar la culpabilidad o inocencia del acusado, Andrés Morales, que se encuentra actualmente detenido.

Morales está acusado de Homicidio Calificado y Homicidio Calificado en grado de tentativa y era quien esa fatídica tarde conducía un Fiesta Max, patente ISM 622, de color champagne que impactó contra el patrullero a la altura del kilómetro 3, cuando intentaba llegar hasta Juárez.

Informada de la situación, la policía montó un operativo cerrojo, dando alcance al Ford Fiesta y, cuando ocurrió esto, el conductor de ese automóvil, haciendo caso omiso a las sirenas y advertencias de los efectivos, hizo una brusca maniobra sobre la ruta impactando de frente contra el móvil policial. Corvalán tenía solo 27 años y era madre de dos pequeños. Murió en acto.

El fiscal Guillermo Sabatini, adelantó que ellos pedirán la pena máxima, es decir la reclusión perpetua para morales, considerando que se trata de un Homicidio doloso calificado, por ser la víctima una funcionaria policial, y homicidio en grado de tentativa en el caso de el conductor del móvil policial y de la mujer que iba en el auto con el acusado.

Comentarios

Dejá tu comentario