En esta oportunidad la víctima fue el local de ropa de niños Bali Kids, de calle 62 al 3169.

Allí autores ignorados forzaron la puerta de ingreso del local y se llevaron casi toda la mercadería, se estima por un valor superior al millón de pesos. Para ingresar los ladrones forzaron la puerta y como el local tiene cortinas, se estima que los malvivientes trabajaron con tranquilidad para conformar lo que fue el botín. Habrían actuado más de una persona y posiblemente circulaban en moto. El local no posee alarma ni cámaras de seguridad. El robo se habría producido entre la madrugada y mañana del domingo.

 En un medio local los dueños del local expreso “Abrieron la puerta, el local tiene cortinas, pueden haber cerrado la puerta y trabajaron tranquilamente ahí adentro, juntaron todo y se fueron”, estimaron los dueños del comercio. “Nos avisaron a las 13 que pasaron por ahí y estaba la puerta abierta”. Hace 5 meses estamos. Un esfuerzo increíble para poder abrir el local y mantenerse. Esto nos arruina. Pero vamos a salir adelante”, expresaron.

Comentarios

Dejá tu comentario