El 3 de septiembre comienza al debate oral por la causa de homicidio culposo agravado contra Fernando Beretta por la muerte de Ana Rivero.

Cinco años de prisión efectiva es la pena mínima para este delito y la fiscalía, a cargo de Guillermo Sabatini asegura que “hubo sobrados elementos de prueba que dieron cuenta de la grave imprudencia de Beretta con su vehículo”.

Uno de los agravantes son el grado de alcohol en sangre, la velocidad y la falta de atención a las normas básicas de tránsito.

Beretta está acusado de la muerte de Ana Rivero a quien chocó con su automóvil cuando ella esperaba el semáforo de diagonal y 59 a bordo de un ciclomotor junto a su hijo.

Además de la velocidad, el acusado tenía un alto grado de alcohol en sangre.

La mujer falleció días después en el hospital producto de las lesiones.

Comentarios

Dejá tu comentario