El presidente Alberto Fernández anunció hoy un confinamiento estricto de nueve días, que regirá desde el sábado a las 0 hasta el domingo 30 de mayo en las zonas de alarma epidemiológica y también en las de “alto riesgo”, y que incluirá la prohibición total de circular –salvo para trabajadores esenciales-, el cierre de comercios salvo los que tienen envíos a domicilio y la suspensión de las clases presenciales y de todas las actividades sociales, religiosas, económicas y deportivas.

“Estamos viviendo el peor momento desde que comenzó la pandemia”, sentenció Fernández en el inicio del mensaje grabado con el que anunció las nuevas medidas, transmitido esta noche desde las 20:33 por cadena nacional. “Más allá de lo que cada uno piense, debemos asumir la gravedad de este momento y debemos unirnos para superar esta catástrofe”, enfatizó el presidente.

El esquema de restricciones más duro tiene una fecha límite establecida de antemano: Dejará de regir a las cero del lunes 31 de mayo. En rigor, estará en vigencia solo tres días hábiles teniendo en cuenta que la semana entrante habrá dos feriados: El del 25 de mayo y el “puente” del 24, que había sido levantado pero fue repuesto hoy, poco antes del anuncio presidencial. A partir de allí, dijo Fernández, se volverá al esquema vigente hoy, pero con una excepción, el fin de semana del 5 y 6 de junio, cuando se volverá a las restricciones duras, pero solo por esos dos días.

Comentarios

Dejá tu comentario