DZeEY44XUAE-w-I

El futbolista de Boca Juniors, Carlos Tevez, dio una extensa entrevista en TyC Sports, al programa Estudio Fútbol, y habló sobre varios temas referidos a la idolatría, su lugar en el campo de juego, y su futuro como futbolista.

“Todos saben que no soy Nº 9. Si me das a elegir obvio que me gustaría jugar de enganche. Uno juega de 9 porque el técnico lo pide y el equipo lo precisa. Yo no me voy a plantar y decirle al técnico que no quiero jugar de Nº 9. Aunque juegue mal o vaya al muere. Si el equipo necesita eso, lo voy a hacer igual”, comenzó diciendo el Apache.

“Entiendo cuando me lo explica Guillermo . Una de sus razones es que agarre la pelota más cerca del área y que pueda hacer más daño. Pero donde más puedo rendir y donde más me siento cómodo es de segunda punta”, continuó su argumentación sobre su posición en la cancha.

Acerca del cariño que le tiene la afición Xeneize, Tevez se sinceró: “Amo ser ídolo de Boca. No tiene comparación con nada y no lo cambio por nada. Y me banco que me peguen cuando Boca pierde. Lo más lindo es ser ídolo de un club y poder darles alegrías a la gente. Yo voy a estar con el equipo y con el técnico a muerte. Porque dentro de la cancha ellos me van a ayudar a ganar partidos y campeonatos, y voy con ellos a muerte”.

Al mismo tiempo, comparó su rol en el equipo al que tenía Juan Román Riquelme cuando jugaba en Boca: “La era de Román era igual. Siempre se le echaba la culpa a él de todo lo que le pasaba a Boca dentro y fuera de la cancha. Un tipo que era el mejor compañero, siempre trataba de ayudarte y te daba una mano en todo. Y lo que estoy viviendo hoy es lo mismo”.

En otro tramo de la nota, Carlos Tevez confesó que, si gana la Libertadores, se retirará como futbolista profesional, porque, de lograrlo, ya no le quedará “nada por luchar”.

Finalmente, se refirió a los rumores que indican que se lesionó jugando un partido en un complejo penitenciario, y explicó que se lastimó “haciendo un trabajo de potencia en el gimnasio”. “El miércoles pasado a la mañana, bajo de la máquina y siento un dolor enorme en el gemelo. Salgo de hacer la entrada en calor porque me molestaba; se me fue poniendo dura la zona y digo: ‘Voy a salir, al pedo voy a arriesgar, por las dudas’. El viernes estuve en kinesio esperando una progresión, y como no la veía me hice un estudio. Ahí aparece el desgarro en el sóleo”, explicó el ex Manchester City, Juventus y Corinthians.

Comentarios

Dejá tu comentario