Hernán Sabbatella, concejal de Morón, denunció penalmente a las patotas de Tagliaferro que irrumpieron violentamente en audiencia pública por FLYBONDI. Hernán y otros fueron agredidos por una patota encabezada por Oscar Álvarez, ex presidente del Concejo Deliberante de Juan Carlos Rousselot, puntero y armador político del PRO en El Palomar.

Es muy triste ver como vuelve la violencia política y la corrupción a Morón de la mano de Tagliaferro y de Macri, con patotas que remiten a las peores épocas de nuestra ciudad como el escándalo de las cloacas. Ya hicimos la denuncia penal en la Fiscalía General del Departamento Judicial de Morón luego de ser agredidos por una patota encabezada por Oscar Álvarez, ex presidente del Concejo Deliberante de Juan Carlos Rousselot, puntero y armador político del PRO en El Palomar. Mientras el intendente defendía el negociado de Flybondi nos agredieron por la espalda.

Las y los concejales de Unidad Ciudadana acompañamos y compartimos la preocupación planteada por los vecinos y vecinas que hicieron oír su voz ante el atropello del Gobierno. A fines del año pasado presentamos un proyecto para que se realice una audiencia pública con anterioridad a que comiencen las obras necesarias para poner en funcionamiento el aeropuerto. Finalmente, tras un amparo judicial, la jueza que interviene en la causa ordenó que se convoque a una audiencia pública.

De manera inconsulta, sin ningún mecanismo de participación ciudadana, con claras irregularidades administrativas, sin estudio de impacto ambiental y sin ningún estudio serio sobre cómo se verá afectado el tránsito de la zona se utilizaron recursos públicos con el único objeto de garantizar un negocio privado para los amigos de los funcionarios del gobierno.

El aeropuerto debutó con enormes complicaciones, vuelos cancelados, suspensiones y cambios que ponen en riesgo a los pasajeros y a los vecinos y vecinas. La comunidad y ONGs piden que cesen las operaciones por el daño al medio ambiente que se está produciendo y por los problemas sanitarios y urbanísticos al estar en una zona densamente poblada y cercana a varias escuelas. Además, las obras y demoliciones realizadas en el aeródromo de El Palomar violan la ley 26.691 que protege a ese predio como Sitio de la Memoria, como denunciaron organismos de derechos humanos.

Consideramos fundamental pensar la ciudad a mediano y largo plazo en el marco de un plan de Desarrollo Estratégico y con la comunidad como protagonista y no que el gobierno de turno implemente intervenciones espasmódicas e inconsultas en beneficio de unos pocos. Con un análisis serio a cargo de especialistas, con la voz de todos los actores sociales y garantizando la participación ciudadana, así entendemos que se construye la ciudad en la que queremos vivir.

La bochornosa audiencia se realizó en la “Biblioteca Popular Juan Manuel Giuffra” en El Palomar. #NoAlNegociadoDeFlyBondi #VolvióElRousselotismo

Comentarios

Dejá tu comentario