sirotkin

El piloto ruso Sergey Sirotkin pasó por un bautismo de fuego en la categoría reina del automovilismo después de una complicada clasificación. Pero aunque Sirotkin realizó una aceptable salida que le permitió superar al Sauber de Charles Leclerc, el piloto de Williams dijo adiós a la carrera unas vueltas después.

Cuando estaba cerca de completar su quinto giro, Sirotkin tuvo que aparcar su monoplaza en la escapatoria de la curva 13 del circuito de Albert Park, poniendo fin así a su primera carrera en el campeonato debido a que una bolsa de plástico que estaba en la pista se quedó atascada en el conducto de refrigeración del freno trasero derecho e hizo que se sobrecalentara.

“Nuestro análisis provisional indica que una bolsa de plástico se quedó enganchada en el coche y bloqueó la refrigeración del freno. La parte trasera derecha comenzó a arder y el circuito hidráulico falló. Su pedal del freno se quedó atascado y tuvo que irse a la escapatoria. Ese fue el final de su carrera, lo cual es muy desafortunado porque era su primera carrera en Fórmula 1 y necesitaba acumular kilómetros para ir a la siguiente carrera con experiencia”, explicó Paddy Lowe.

Sirotkin lamenta que el abandono le privara de completar más vueltas para ganar experiencia en situación de carrera. “No fue como esperábamos y no estoy hablando en cuanto a resultados, lo cual queríamos lograr y no pudimos. Estoy hablando sobre el aprendizaje. Es una pena y me siento muy decepcionado porque no es ideal y no ha sido un fin de semana fácil para mí”, comentó el ruso.

“Era muy importante hacer una buena carrera y prepararme para el fin de semana de Bahréin. Al menos sé que tengo una buena oportunidad. En solo dos semanas volveremos al circuito y trabajaré más duro que nunca. Estoy seguro de que llegaremos a donde nos merecemos estar”, añadió Sirotkin.

Comentarios

Dejá tu comentario