Platense

Luego de la derrota con Estudiantes de Caseros, cinco barras de Platense se subieron con armas y cuchillos a la combi que trasladaba a los jugadores, les robaron la ropa y agredieron fisícamente a dos miembros del plantel y a un ayudante.

Cuando los jugadores se retiraban del estadio los barras bravas del club local llegaron hasta la zona mixta donde se produjo este lamentable hecho.

El presidente del Calamar Fernando Wendt radicó la denuncia en la Comisaria de Florida. En las próximas horas, el plantel definirá los pasos a seguir.

Los jugadores están muy asustados y quieren garantías por parte del APREVIDE y de Futbolistas Argentinos Agremiados para seguir jugando.

Comentarios

Dejá tu comentario