Centurión

Ricardo Centurión, quien pasó al menos dos semáforos en rojo y se negó a un control alcoholemia, podría terminar preso con una condena de cumplimiento efectivo si el Municipio de Lanús lo denuncia por cohecho y es hallado culpable.

El problema del jugador de Racing Club no gira en torno a las dos infracciones de tránsito, ya que el futbolista no quedó detenido y solo le retuvieron el vehículo.

El hecho se produjo cuando fue filmado ofreciendo una coima al inspector de tránsito, quien se negó a recibir dinero.

Esa situación es la que podría llevarlo a quedar apresado, debido a que el Municipio de Lanús lo denunciará por cohecho, un delito que tiene una condena de entre 1 y 6 años.

El Artículo 258 del Código Penal señala que “será reprimido con prisión de uno a seis años, el que directa o indirectamente diere u ofreciere dádivas en procura de alguna de las conductas reprimidas por los artículos 256 y 256 bis, primer párrafo”, los cuales hablan de las penas para el funcionario público que recibe dinero o cualquier otra dádiva o aceptare una promesa directa o indirecta, para hacer, retardar o dejar de hacer algo relativo a sus funciones.

Por lo tanto, si la causa avanza y llega a producirse una sentencia, Centurión podría terminar en prisión si le dan más de tres años por este delito, ya que una condena de tres o menos años es excarcelable.

Comentarios

Dejá tu comentario