west ham

West Ham cayó 3-0 ante Burnley por la fecha número 30 de la Premier League y profundizó su crisis futbolística. Como si fuera poco, todo terminó en escándalo ya que los propios hinchas del conjunto londinense invadieron el campo de juego para increpar a los jugadores y también estallaron de furia contra el presidente David Sullivan.

Enfurecidos por los malos resultados y la derrota parcial, los simpatizantes saltaron a la cancha y protestaron frente al equipo, entre los que se encontraban los argentinos Manuel Lanzini y Pablo Zabaleta. El capitán, Mark Noble fue uno de los que salió al cruce e intentó sacarlos.

Los hinchas enfurecidos contra el palco presidencial:

west ham1

 

Comentarios

Dejá tu comentario