Sucedió antes del comienzo del partido entre Los Ángeles Clippers y New Orleans Pelicans, donde un aficionado entró a la cancha con ropa similar a la de los jugadores, pidió la pelota y alcanzó a tirar un triple durante el calentamiento antes de ser atrapado por un policía, quien le pidió que volviera a su asiento.

Comentarios

Dejá tu comentario